Envío GRATIS a todo Chile sobre $60.000

El misterio detrás del rechazo alimentario: ¿Podría ser un trastorno sensorial oral?

madre frustrada porque su hijo no quiere comer

El rechazo alimentario puede ser un desafío para muchos padres y cuidadores, especialmente cuando se trata de los niños. Pero, ¿qué pasa cuando ese rechazo no es simplemente una cuestión de elección de alimentos o falta de apetito? ¿Podría haber algo más detrás de esta situación? La respuesta es sí, y podría ser un trastorno sensorial oral.

Un trastorno sensorial oral se refiere a una respuesta anormal a los estímulos sensoriales en la boca, como el sabor, la textura, el olor y la temperatura de los alimentos. Esto puede resultar en un rechazo a los alimentos, especialmente aquellos con características sensoriales desagradables.

El rechazo alimentario puede ser un signo de un trastorno sensorial oral en la alimentación. Los niños con este trastorno pueden tener dificultades para masticar, tragar o incluso tocar ciertos alimentos. También pueden experimentar náuseas, mareos o dolores de cabeza después de comer ciertos alimentos. Estos síntomas pueden ser particularmente evidentes en la infancia, ya que los niños están en una etapa importante de desarrollo en términos de su capacidad para aceptar y experimentar nuevos alimentos.

Además, los trastornos sensoriales orales también pueden estar relacionados con otros trastornos alimentarios, como la anorexia y la bulimia. En estos casos, el rechazo a los alimentos puede ser más profundo y estar impulsado por preocupaciones sobre la imagen corporal y el peso.

Aunque el trastorno sensorial oral en la alimentación puede ser un desafío, hay soluciones disponibles. Un terapeuta especializado en trastornos de la alimentación y el comportamiento puede ayudar a identificar y tratar los problemas subyacentes. La terapia conductual, la terapia sensorial y otros enfoques pueden ser efectivos para mejorar la capacidad del individuo para aceptar y disfrutar de una amplia variedad de alimentos.

En conclusión, si su hijo está experimentando rechazo alimentario, es importante investigar todas las posibles causas, incluido un posible trastorno sensorial oral en la alimentación. Al identificar y tratar los problemas subyacentes, puede ayudar a su hijo a tener una relación más saludable con la comida y a disfrutar de una dieta equilibrada y variada.

Llámenos

Scroll al inicio